CONCEJAL NO DESCARTO UNA RENEGOCIACION EN LA TARIFA DEL TRANSPORTE URBANO

E-mail Imprimir PDF
Luego de los reiterados reclamos de los sectores vecinalistas y de las organizaciones sociales, el concejal de la oposición, Pedro Azcarate, no descartó que en el corto plazo el ejecutivo comunal remita al Concejo Deliberante un proyecto para que se modifique la ordenanza que fija el incremento del boleto urbano a 1.75 pesos.

“Haría bien el ejecutivo de plantear alguna alternativa frente a esta situación difícil que se ha planteado”, comentó el edil quien también señaló que a partir de algunas informaciones que trascendieron en las últimas jornadas se estaría analizando una “renegociación” de la tarifa, que podría ser tratada en periodo de sesiones extraordinarias, aunque todavía no hay un comunicado oficial desde el municipio capitalino.

Cabe recordar que a principio de semana, distintas organizaciones sociales se movilizaron hasta el edificio central del municipio para reclamar contra el aumento registrado en las tarifas del servicio de transporte urbano de pasajeros dispuesto por el ejecutivo y que fuera aprobado por los concejales radicales y algunos representantes de la oposición.

Respecto del planteo y el malestar de la comunidad frente a los incrementos recordó que varias de las organizaciones han estado participando en la anterior negociación por el aumento del boleto, por lo que era de esperarse que “hoy estén frente a una posibilidad de renegociar la ordenanza que fija el aumento, y que se fije un valor de 1,50 pesos”.

Aclaró a la vez que, en caso de lograrse esa renegociación, los 25 centavos de diferencia debería ser resuelta “a partir de un esfuerzo del gobierno provincial que gestionaría algún subsidio ante el gobierno nacional”.

“Inevitablemente este aumento va movilizando a la población y creo que el momento crucial va ser cuando se aplique efectivamente y la gente tenga que pagar el aumento”, reconoció el concejal quien además indicó que la reacción de la comunidad puede ser entendida a partir del hecho de la no convocatoria por parte de las autoridades a debatir sobre temas que son repercusión directa en los servicios públicos.

“Cuando no se convoca al pueblo a decidir cosas que le importa genera que este termine participando de la manera en que no se quiere, y hemos visto el acampe y la toma de la municipalidad, con lo cual o se le da una participación orgánica al pueblo o el pueblo toma una forma propia de participar”, observó finalmente.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?