PARA LA UTA HUBO “EXTORSIÓN” SOBRE LOS CHOFERES

E-mail Imprimir PDF

Mientras los trabajadores del transporte automotor de pasajeros esperan que las empresas cancelen todas las deudas salariales referentes de la Unión Tranviarios Automotor de Jujuy, (UTA) alertaron que los choferes fueron objeto de una “extorsión” derivada de las problemáticas propias del sistema de transporte.

A pesar de que el conflicto por deudas salariales, que derivó en una medida de fuerza de los choferes de las empresas de transporte que se prolongó durante 8 jornadas y que afectó miles de usuarios en la capital jujeña, fue superado la semana anterior aún persisten dudas sobre lo que podría ocurrir en los primeros días de agosto cuando las empresas nuevamente deberán cumplir con el pago de haberes correspondientes al mes en curso. A poco de levantarse las medidas de fuerza, algunos trabajadores adelantaron que de no cumplirse con el pago de los próximos sueldos en tiempo y forma podrían retomarse los reclamos.

Consultado sobre los alcances del último conflicto, Nicolás Abett, integrante de la comisión directiva del gremio UTA alertó sobre una situación de “extorsión” a la que se vieron sometidos los trabajadores que se vieron obligados a retomar tareas luego de que las empresas comprometieran el pago de una fracción de lo adeudado.

“Hubo una extorsión; no se puede decir otra cosa”, afirmó el dirigente al responder consultas sobre los reales motivos de la desactivación del reclamo que se extendió durante 8 días.

Al ampliar conceptos sostuvo que dicha extorsión sobre los trabajadores tiene origen en las disposiciones emanadas desde el Estado tanto en el orden nacional como provincial. “Esto ha sucedido también en la provincia de la provincia de Tucumán donde también hubo un conflicto con suspensión de servicios y el gobierno dispuso convocar a las traffics para que salgan a trabajar, y ahí también se generó una situación en la que se enfrentaron trabajadores contra trabajadores”, reseñó.

En atención al contexto local, las referencias de Abett parten de las disposiciones del gobierno municipal que ante la prolongación del conflicto dispuso un sistema “alternativo” al transporte alternativo mediante la habilitación para que las unidades de radiollamada presten servicio como taxis compartidos. A la vez, hubo un llamado a propietarios de unidades particulares para que también brinden un servicio de transporte temporal.

“Somos trabajadores, y pedimos que se reivindique nuestros derechos y que se nos pague lo que se nos debe en tiempo y forma como cualquier trabajador”, enfatizó, para luego acotar que la responsabilidad de la supuesta “extorsión” recae sobre las empresas y el estado provincial y municipal que son partes fundamentales dentro del sistema de transporte.

Alertó a la vez que la desactivación de la protesta y la normalización de los servicios se logró solo a partir del compromiso de pago de una parte de los haberes adeudados. “Solo dieron un 30 por ciento de los sueldos, pero ni se habló del aguinaldo”, remarcó el dirigente quien no ocultó su malestar por lo acontecido semanas atrás.

 

 

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 774 invitados conectado