TAXISTAS REPUDIAN LA AUTORIZACIÓN DE VEHÍCULOS PARTICULARES COMO TRANSPORTE ALTERNATIVO

E-mail Imprimir PDF

Trabajadores del transporte alternativo (taxi amarillo y taxi compartido) expresaron su total desacuerdo con la iniciativa del municipio capitalino de autorizar vehículos particulares para que presten servicios de emergencia para paliar los efectos del paro de choferes de las unidades del transporte urbano de pasajeros. Aseguraron que la disposición, anunciada por las propias autoridades comunales, acarrearía no solo una competencia desleal sino también generaría un escenario a futuro de ilegalidad que a su vez daría lugar a permanentes reclamos por la legalización de los propietarios de aquellas unidades que prestarían el servicio de emergencia.

La continuidad del paro de choferes de las empresas de transporte público en la capital jujeña llevó a que las autoridades municipales dispusieran una convocatoria a propietarios de unidades particulares para que estos brinden un servicio alternativo para así paliar los efectos de la crisis.

El dispositivo del municipio, contemplado en un decreto del Ejecutivo, no solo habilita a las unidades alternativas ya existentes a prestar servicios como “taxi compartido”; sino también conlleva la creación de un registro de “autos particulares” que “podrán ser afectados a la prestación del servicio de transporte como taxi compartido por un periodo de 15 días, renovable por otros 15 días, con carácter precario, personal, intransferible y excepcional”. La autorización excepcional para el denominado, “Transporte Comunitario Solidario”, se extendería por 15 días y para acceder a la misma los propietarios de vehículos particulares exponer ante la autoridad solo el carnet de conducir, título del automotor, RTV y un seguro.

A pesar de las especificaciones que marca el instrumento comunal, referentes del taxi amarillo y del taxi compartido, advirtieron sobre los riesgos y los perjuicios que conlleva una medida similar tanto para los trabajadores ya registrados y para los eventuales usuarios.

En primer lugar, afirmaron que la autorización de unidades particulares, para que presten servicios como taxis compartidos, refleja una “decisión inapropiada” de las autoridades. Aclararon que ello alentaría un escenario de “ilegalidad”. “Así cualquier propietario de vehículo trabajaría sin brindar ningún tipo de garantías a los pasajeros ni pagarían ningún tipo de canon que nosotros si estamos obligados a pagar”, expresó uno de los choferes de taxi amarillo.

“El municipio generaría un escenario de caos, con muchos vivos aprovechando la situación; daría lugar a que cobren cualquier precio sin ninguna medida sanitaria que nosotros si debemos cumplir”, expresó otro de los trabajadores que no dudó al afirmar que de avanzar con la medida habría una “competencia desleal”.

Otros trabajadores advirtieron que, a futuro, de sostenerse la medida de fuerza entre los choferes de las empresas, avalaría reclamos de quienes presten el servicio alternativo para que la comuna les conceda habilitaciones. “Esto ya sabemos en qué termina, van a exigir permisos y legalizaciones, con lo cual habría más unidades y todos terminaríamos perjudicados”, advirtieron.

 

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 713 invitados conectado