SE AGRAVA LA SITUACIÓN LABORAL DE LOS EMPLEADOS MERCANTILES DE JUJUY

E-mail Imprimir PDF

Miguel Mamaní, secretario general del Centro Empleados de Comercio de Jujuy, ratificó las denuncias en torno a las problemáticas que padecen los empleados mercantiles, particularmente de supermercados, a partir de la decisión de las autoridades provinciales de sostener el horario extendido de atención al público de 8 a 21 horas. Dada la extensión de la cuarentena, consideró que las autoridades del COE deberían disponer un horario acotado de atención en comercios entre las 10 y las 18 horas.

El referente del gremio de mercantiles precisó que a partir de una disposición de las autoridades del Comité Operativo de Emergencia se mantiene el horario extendido de atención al público en comercios de la provincia. La franja horaria autorizada rige desde las 8 hasta las 21 horas. La medida difiere de lo resuelto en la primera etapa de la cuarentena cuando se dispuso un horario corrido y acotado para la atención en comercios entre las 10 y las 18  horas. La disposición no solo constituía una medida de prevención destinada a la población sino también garantizaba a los empleados de comercios el acceso al sistema de transporte que también se vio reducido por la cuarentena.

Sin embargo, desde el retorno a fase 1 la actividad comercial fue habilitada en un horario extendido lo que, según denuncian desde el sindicato, acarrea serios perjuicios a los trabajadores.

“SE debían tomar medidas que resguarden la salud de los trabajadores y de la población en general, pero vemos que los compañeros de los supermercados se ven desatendidos y esto en razón de que deben trabajar en un horario extendido lo que no les garantiza el acceso a los servicios de transporte que si se redujeron debido a la cuarentena”, explicó Mamaní, quien además alertó sobre situaciones de inseguridad a las que se ven expuestos los trabajadores, muchos de los cuales deben ingresar a las 7 horas, mientras que otros se retiran de sus lugares de trabajo pasadas las 22.30 o 23 horas.

Remarcó que a partir de un sondeo entre los empleados de supermercados se constata que casi un 70 por ciento debe trasladarse desde Alto Comedero y Palpalá, para cumplir tareas en la ciudad capital. “Muchos compañeros tienen dificultades para acceder a un transporte y cuando llegan a sus barrios están expuestos a robos”, enfatizó. A pesar de la complejidad de la problemática que afecta a los trabajadores del sector, el dirigente sostuvo que hasta el momento no han logrado una respuesta satisfactoria de parte de las autoridades a quienes se les solicita que instauren nuevamente un horario acotado y corrido, con cierre de locales a las 18 horas.

Por otro lado, denunció que los responsables de algunas sucursales de cadenas de supermercados incumplen recomendaciones y protocolos pensados para la protección de los trabajadores. “Hay locales que sistemáticamente niega elementos de seguridad, como barbijos y alcohol en gel, a los trabajadores que evidentemente los necesitan para cumplir con sus tareas  y para evitar algún tipo de contagio”, dijo.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?