CONCEJALES DEL PJ ENCABEZARON UNA PROTESTA EN RECHAZO AL CREMATORIO EN EL CEMENTERIO EL SALVADOR

E-mail Imprimir PDF

En contra de todas las recomendaciones y medidas sanitarias dispuestas en la provincia en el marco de la cuarentena por COVID19, concejales del justicialismo encabezaron una protesta de vecinos de barrios cercanos al Cementerio El Salvador rechazando el proyecto de instalación de un crematorio. Los ediles aseguraron que los argumentos expresados por concejales del oficialismo y por autoridades municipales a favor de dicha iniciativa reflejan un desinterés alarmante por las necesidades y la salud de la población.

En la víspera se intensificó el reclamo de sectores vecinales que rechazan la instalación de un crematorio en el predio del Cementerio EL Salvador. La obra, que fuera impulsada a partir de la sanción de una ordenanza en 2017, comenzó a ejecutarse con las primeras tareas de nivelación de terrenos. Esto impulsó a un grupo de vecinos de EL Chingo, Punta Diamante y otros barrios periféricos, a organizarse para rechazar la obra. Atentos a esta objeción, los concejales del PJ, Matías Domínguez, Agustín Flores y Lorena Alfaro presidieron una convocatoria vecinal que no solo reflejó el humor de los vecinos frente al proyecto sino también puso en evidencia el pleno desconocimiento de las medidas sanitarias frente a la circulación local del virus COVID.

“Expresamos la preocupación de los vecinos frente a esta insistencia tanto del Intendente como de los concejales de San Salvador de Jujuy para instalar un crematorio en el Cementerio donde las obras ya comenzaron hace algunas semanas”, relató el concejal Flores, quien estuvo presente en la concentración cumplida en la mañana de lunes.  El funcionario precisó que a partir de los primeros trabajos  en el sector se promovieron diferentes recursos de amparo en procura de que la justicia ordinaria intervenga en el conflicto y haga lugar a los pedidos de los vecinos que se oponen a dichas obras por considerarlas como un “potencial foco de contaminación ambiental”.

Al fundamentar el rechazo a dicho proyecto, Flores, relató, “hay dos ordenanzas, una en particular que fue aprobada en el 2011, que es de reordenamiento territorial urbano en el ejido comunal, y que plantea que la instalación de un crematorio solo puede realizarse a no menos de 2 kilómetros de distancia del ejido municipal”. Al mismo tiempo  salió al cruce de los argumentos de funcionarios municipales quienes ratifican la necesidad de un crematorio en la ciudad para brindar un servicio a un número creciente de ciudadanos, pero a la vez, para descomprimir la saturación en los cementerios de la ciudad.

“Es real la saturación en los cementerios, pero están olvidando que hay otra ordenanza aprobada en el 2012, que establece la creación de un nuevo cementerio municipal en la zona de Alto Comedero, y hasta incluso se avala la articulación de esfuerzos a nivel provincial para gestionar un predio no menor a las 5 hectáreas”, dijo.

Por otro lado, atento a las informaciones vertidas por funcionarios del Ministerio de Ambiente de la provincia que validan los informes de impacto ambiental del citado proyecto, Flores, expuso, “se nos hace difícil acceder a esos informes; y es sabido que en el Concejo Deliberante cuando solicitamos informes sobre alguna situación que llama la atención demoran en responder”. A partir de ello sostuvo que el proyecto de un crematorio conlleva un serio riesgo para la población de los sectores barriales de la periferia del Cementerio. Finalmente afirmó que las referencias que brindan las autoridades municipales respecto del funcionamiento de los crematorios instalados en sectores urbanos de otras ciudades no reflejan las diversas denuncias de ciudadanos que padecen los efectos de la contaminación que generan dichos complejos.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?