EL MINISTRO SADIR REITERÓ QUE NO HABRÍA RECOMPOSICIÓN SALARIAL NI BONO DE FIN DE AÑO PARA ESTATALES

E-mail Imprimir PDF

El Ministro de Hacienda de la provincia, Carlos Sadir, reiteró que  es imposible una nueva recomposición salarial para los empleados estatales, y que tampoco habrá un bono de fin de año, aunque se pronunció a favor de la continuidad del diálogo con los referentes sindicales que, como es sabido, reclaman la inmediata reapertura de las mesas paritarias. A la vez dejó entrever que para el periodo 2020 las proyecciones presupuestarias de la provincia permitirían una recomposición de haberes para los empleados públicos de entre el 30 y el 34 por ciento, aunque ello dependerá de otros factores, como la inflación y la asistencia que eventualmente brinde la nueva administración nacional.

Tal como se preveía, ayer, el titular del palacio de hacienda de Jujuy, concurrió a Legislatura para brindar un informe sobre los alcances del proyecto de presupuesto provincial 2020. Acompañado por los funcionarios que integran su gabinete, se puso a disposición de los legisladores de los diferentes bloques políticos para responder todas las inquietudes que derivan del análisis del proyecto que tomó estado parlamentario el lunes último durante la cuarta sesión especial y que sería tratado en sesión el próximo 3 de diciembre.

Previo al encuentro con los diputados, Sadir repasó en líneas generales los montos que se prevén para la ejecución presupuestaria del próximo periodo. En ese sentido, confirmó que el total de recursos previstos para el próximo periodo rondará los 85 mil millones de pesos, en tanto que el déficit llegaría los 5500 millones de pesos. Cabe señalar que con estas primeras referencias desde el arco opositor se escucharon cuestionamientos dado que se considera que el monto propuesto por el gobierno implicaría un fuerte recorte de gastos en áreas que son claves para la gestión. Al mismo tiempo indicó que el total de la deuda en pesos acumulada hasta el momento por el Estado superaría los 20 mil millones de pesos, a lo que habría que sumar los montos de los créditos en dólares autorizados por el parlamento. Sobre este punto, los funcionarios acotaron que muchos de esos créditos aún no fueron depositados en las arcas del Estado puesto que se está en la etapa de definición de los convenios con las entidades prestamistas.

Más allá de estos aspectos el ministro precisó que, como suele ocurrir, más de la mitad de los recursos presupuestados irían al pago de salarios. Así, se estima que del total proyectado unos 57 mil millones de pesos se destinarían al pago de los compromisos salariales, de los cuales 43 mil millones irían al sector de empleados de la administración provincial, y 13 mil millones a los municipios.

A partir de estas referencias, resultó inevitable la consulta sobre las posibilidades financieras del Estado para afrontar una nueva recomposición de salarios, y el pago de un bono de fin de año.

“No hay posibilidades de un bono, absolutamente no; y sobre una recomposición sería muy difícil hacerlo”, afirmó el ministro. Aclaró que dada la inminencia de un cambio en la gestión de gobierno a nivel nacional existe “gran expectativa y a la vez gran incertidumbre”.

NO sabemos cómo va a seguir la cosa, así que habría que esperar ese cambio para ver cuáles serían los anuncios hacia adelante para saber dónde estamos parados y qué se puede hacer”, acotó, aclarando a la vez que a pesar de ese contexto adverso para las pretensiones sindicales, el gobierno local continua abogando por el diálogo con cada uno de los sectores gremiales para avanzar en la resolución de las problemáticas particulares.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 723 invitados conectado