DESDE LA CGT JUJUY HAY CONFORMIDAD EN TORNO A LA UNIDAD DE LA CTA Y LA CGT

E-mail Imprimir PDF

Tras el anuncio de la reunificación de la CTA y la CGT a nivel país, se espera que en el interior los diferentes agrupamientos de gremios que son de base de las centrales nacionales avancen en acuerdos que permitan la tan mentada unidad sindical. Más allá de la expectativa que genera dicho proceso en el orden nacional, en la provincia de Jujuy aún no se registran convocatorias que permitan avizorar a futuro la unidad de los numerosos sindicatos, por el contrario se admite que el objetivo tiene por delante numerosos escollos.

En ese sentido, el titular de la CGT Jujuy, Juan Carlos Martínez, opinó sobre el proceso de unidad iniciado a nivel nacional a partir de la reinserción de la CTA luego de 28 años. Admitió que la decisión de los principales referentes de la CGT y de la CTA generó gran expectativa. “Como dirigentes nos pone contentos esta unidad”, manifestó, para luego recordar que la irrupción de la CTA a nivel país fue resultado de las diferencias entre los propios dirigentes de la CGT.

Reseñó que fueron “motivos políticos, ideológicos, hasta diría por interés sectoriales y personales, los que posibilitaron la división de los sectores sindicales en el país”. “No supimos respetar las instituciones, porque la CGT es una institución señera de otras centrales de trabajadores del país y la mayoría de ellas surgieron de ese seno”, acotó. Sin embargo, admitió que a partir de esas diferencias entre dirigentes se facilitó la irrupción e injerencia de sectores políticos en la vida de los sindicatos lo que a su vez afectó derechos de los trabajadores, quienes al paso de los años se vieron avasallados.

No dejó de señalar que a partir del quiebre que se produjo en la CGT y la posterior crisis de los sindicatos se generó un escenario en el cual los trabajadores no encuentran contención. En ese sentido, aseguró que el movimiento obrero actualmente se encuentra “débil” y “dividido”. A pesar de ese contexto se mostró esperanzado de poder cambiar la realidad sindical del país y de la provincia.

“Como dirigentes sindicales tenemos que atender, más allá del sector que representemos, las necesidades de la sociedad, y la sociedad hoy está necesitando trabajo, salud, un plan económico que pare la inflación”, reflexionó. Atento a la historia sindical de los últimos años Martínez remarcó a la vez que los diferentes gobiernos no lograron mejorar las condiciones laborales y las condiciones de vida de los trabajadores. Por el contrario sostuvo que se viene registrando un proceso de cierre de fuentes de trabajo que afecta al mundo laboral.

A modo de ejemplo citó el caso Jujuy, donde, según sus dichos, “hay un 40 por ciento de trabajadores en condiciones irregulares”, lo que refleja un escenario con escaso trabajo genuino.

Con dichas referencias consideró que el llamado a la unidad de la CTA con la CGT debe permitir un abordaje de las reales problemáticas de los trabajadores sin tintes político partidarios. Respecto de esto último recordó para la cuestión política dentro de la CGT existe la “62 Organizaciones”, considerada el “brazo político” de la central obrera. Admitió que incluso dentro de este último sector se observan diferentes expresiones lo que ha motivado también un proceso de unificación en procura de generar un ámbito abarcativo de las realidades políticas de los trabajadores.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1488 invitados conectado