DESALENTADOR PANORAMA PARA LAS PYMES DE JUJUY

E-mail Imprimir PDF

A pesar de las medidas paliativas anunciadas por la administración nacional el sector de la pequeña y mediana empresa jujeña observa con preocupación la caída de la actividad en el sector. Al mismo tiempo advierten que las disposiciones en cuanto al pago de un bono de 5.000 pesos en el sector privado no podrán ser afrontadas por muchos de los empresarios de la provincia que no cuentan con los recursos para cumplir con dicha medida.

“Estamos en una situación compleja; por eso semanas atrás hemos solicitado una ley de emergencia para el sector PYME de manera de trabajar sobre ciertos puntos y así poder alivianar muchos de los problemas y situaciones que afectan a las PYME”, comentó Luís Alonso, titular de la Unión de Empresarios de Jujuy, que reúne al sector de la pequeña y mediana empresa.

Al dar cuenta de los puntos que incluye el planteo por la emergencia, dijo, “solicitamos la suspensión del impuesto al cheque, el adelantamiento del mínimo no imponible para los aportes patronales, créditos con tasas blandas de no más del 21 por ciento, y otros puntos, solo para aliviar las cargas tributarias que hoy pesan sobre las PYMES”.

Por otro lado, aludió a las disposiciones ratificadas desde el orden nacional en cuanto al pago de un bono de 5.000 pesos para los empleados del sector privado. Conforme a lo resuelto la semana pasada el pago de dicha suma será no remunerativo y a cuenta de futuras recomposiciones salariales. Sobre el particular, Alonso, expuso, “para nosotros no es un bono, sino un adelanto a cuenta de futuros aumentos en paritarias”.

“Sabemos que es obligatorio ese pago, pero entendemos que no estamos en condiciones de poder pagarlo por lo que se abrirá una negociación entre empleador y empleado para determinar de qué manera se puede llegar a pagar, y desde la CAME hemos planteado la posibilidad de que se pague en cinco meses, y creemos que quien pueda pagar lo hará de esa manera”, detalló, para luego admitir que ante la imposibilidad de muchos empresarios de poder afrontar dicho pago está latente la aplicación de multas. Recordó que la misma situación se planteó a principios de año con el bono de 5 mil pesos en dos tramos, que casi la mitad de las PYMES no pudieron pagar.

Sostuvo que los empresarios son conscientes de las necesidades de sus trabajadores, que padecen la pérdida del poder adquisitivo de los salarios frente al proceso devaluatorio, sin embargo, también se debe contemplar la subsistencia de los emprendimientos que sostienen las fuentes de trabajo.

De cara al último trimestre del año, Alonso admitió la preocupación de los empresarios que no observar visos de una reactivación de la actividad productiva y comercial en el territorio. Sobre el particular, dijo, “no estamos viendo cambios importantes, y por eso solicitamos la emergencia para las PYMES para poder subsistir en los próximos meses; y si no se realizan cambios estructurales con una reforma impositiva y una reforma laboral o una ley de financiamiento con tasas adecuadas a las PYMEs, resultará difícil cambiar la realidad que padecemos”.

Más allá de los anuncios que realizará el gobierno nacional, que apuntan a aliviar al sector empresario, el dirigente jujeño consideró que el escenario de cara al último trimestre del año se presente complejo.  A pesar de lo adverso del contexto a futuro consideró que para afrontar las problemáticas resulta necesario “trabajar en generar condiciones para mantener la fuente de trabajo en las estructuras de las PYMES, porque no se piensa en crecer debido a que no están dadas las condiciones para ello”.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1455 invitados conectado