“EL GOBIERNO ES POCO SENSIBLE CON SUS TRABAJADORES”

E-mail Imprimir PDF

El secretario general de la Unión Personal Civil de la Nación, seccional Jujuy, Luís Cabana, ratificó el estado de “alerta y movilización” de ese sector y el inició de un plan de lucha progresivo a partir del 3 de octubre, todo en respuesta a la ausencia de una convocatoria desde el gobierno provincial para retomar las discusiones salariales. Aseguró que el gobierno de Jujuy expone poca sensibilidad frente a la compleja situación de sus empleados.

En la mayor parte del mes de septiembre, una mayoría de gremios de estatales de Jujuy sosegaron  sus demandas por mejores salarios a pesar de que los indicadores inflacionarios de agosto último tuvieron una tendencia en alza lo que agudizó la pérdida del poder adquisitivo de los salarios de los empleados públicos. Pasado el noveno mes del año, algunos sindicatos intentan retomar los planteos por la reapertura de paritarias con la expectativa de que el gobierno acceda a recomponer salarios que permitan mitigar los efectos de la inflación que se registraría en el último trimestre del 2019.

En ese contexto, desde la seccional local de UPCN, se ratificó el estado de “alerta y movilización” y el inicio de un plan de lucha progresivo a partir del jueves con diversas acciones que podrían culminar con un reclamo generalizado en caso de no lograr el llamado desde el ejecutivo. Su titular, Luís Cabana fundamentó la decisión en el hecho de que el gobierno local hasta la fecha no dispuso una convocatoria formal para retomar las negociaciones paritarias en las que debería definirse una actualización de los salarios. Recordó que en la anterior fase de negociación las autoridades comprometieron la convocatoria para mediados del mes de septiembre, y más allá de alguna versión extraoficial, sostuvo que no hay llamado formal para reabrir el diálogo.

Al mismo tiempo recordó que tanto en la administración nacional y en el sector privado se dispusieron medidas paliativas, particularmente con la autorización para el pago de un bono que les permita a los trabajadores paliar la suba de los indicadores de la inflación y la pobreza, que son admitidas por los propios organismos oficiales. Sin embargo, alertó que en el orden provincial la administración de Gerardo Morales descartó hasta el momento la posibilidad del pago de un complemento salarial. A esto sumó también las demoras en el inicio del proceso de pase a planta permanente que había anunciado el gobierno.

“La semana pasada en reunión de comisión directiva hemos determinado el estado de alerta y movilización, independientemente de lo que pueda plantear el Frente Amplio Gremial, y la verdad que  no tener una respuesta oficial para la negociación salarial, salvo algunas declaraciones, refleja la poca sensibilidad del gobernador”, expresó el dirigente, quien a la vez acotó que hasta el momento los trabajadores de la administración “no han tenido una medida paliativa de envergadura”.

No dejó de mencionar que, además de la poca sensibilidad del gobernador frente a la compleja situación de los trabajadores, se observa la priorización de otras situaciones que “no tienen nada que ver con la realidad y con el golpe duro que significa la recesión que afecta al país y a la provincia”.

Cabe señalar que a pesar del agravamiento de la situación inflacionaria en todo el territorio, desde el Frente Amplio Gremial no se dispuso medida alguna, tan solo se recuerdo que en el mes de septiembre fueron varias las notas dirigidas al gobernador solicitando la urgente convocatoria a paritarias.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1433 invitados conectado