PEONES DE TAXI DISCONFORMES CON EL NUEVO AJUSTE DE TARIFAS EN EL TRANSPORTE ALTERNATIVO

E-mail Imprimir PDF

Referentes del Sindicato de Peones de Taxi cuestionaron la entrada en vigencia desde el próximo martes del nuevo cuadro tarifario para los servicios del transporte alternativo que tendrán un ajuste del 20 por ciento conforme a una ordenanza sancionada en el Deliberante capitalino a fines del 2018. Aseguraron que la suba de tarifas ocasionará una fuerte caída del servicio entre los usuarios que, por otro lado, no vieron mejoras significativas en sus ingresos.

En los últimos días trascendió que, conforme a una serie de ordenanzas sancionadas por el oficialismo en noviembre de 2018, las tarifas para el transporte alternativo deben ajustarse desde la próxima semana en un 20 por ciento. Con dicho ajuste,  a partir del próximo 18 de junio las tarifas para taxis de radio llamada pasarán a tener una bajada de bandera diurna a 24 pesos, mientras que la tarifa nocturna costará 29.40 pesos. En tanto, el taxi compartido tendrá un costo de 24 pesos durante el día y en horario nocturno cada viaje costará 30 pesos.

Además del malestar que dichos ajustes provocan entre los usuarios, los trabajadores del volante señalaron que una vez que entre a regir la medida se registrará una fuerte caída en la demanda de los servicios. Bernabé Churquina, titular del Sindicato de Peones de Taxi, expuso que el perjuicio mayor recaerá sobre los trabajadores puesto que los servicios alternativos dependen casi en exclusivo de los salarios de los empleados públicos.

“Siempre estuvimos en desacuerdo con los aumentos porque en nada nos favorece a los trabajadores y solo nos perjudica, más aún si consideramos la situación económica del país y de la provincia”, expuso, para luego señalar que Jujuy y todos los sectores de servicios y comercios “dependen exclusivamente de los salarios de estatales”.

Al fundamentar la objeción a la nueva tarifa, Churquina explicó que la demanda de los servicios en los últimos años giró en torno al poder adquisitivo de los trabajadores de la administración. Sin embargo, la falta de actualización de los salarios ha incidido negativamente en el transporte por radio llamada y entre los taxi compartidos. Apuntó que actualmente, cada chofer abona a los propietarios de unidades entre 700 y 800 pesos por doce horas  de alquiler; a ello se le suman entre 300 y 400 pesos por combustibles, más el costo de la limpieza de los vehículos.

En suma, por día los trabajadores deben recaudar más de 1.200 pesos para obtener un mínimo de ganancias. Estimó que la nueva suba de tarifas significará un fuerte golpe a la recaudación dado que gran parte de los usuarios optará por el servicio público para generar un ahorro.

Por otro lado, alertó que tras el ajuste de las tarifas del transporte alternativo podría definirse un ajuste en las tarifas del transporte público. En ese sentido, recordó que recientemente los empresarios del transporte local elevaron una nota al concejo Deliberante capitalino reclamando una revisión de las tarifas que quedaron congeladas meses atrás por una disposición del municipio. El dirigente sostuvo que dicho congelamiento de las tarifas en el transporte público tuvo solo fines electorales dado la proximidad de los comicios. Por ello consideró que en breve el ejecutivo haría uso de la ordenanza sancionada también a fines del 2018 para actualizar tarifas.

 

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1133 invitados conectado