“A NIVEL NACIONAL CAMBIEMOS ESTÁ PERDIDO”

E-mail Imprimir PDF

Esa fue la contundente afirmación de Julio Ferreyra, candidato a gobernador por el Frente Justicialista, al esbozar un primer análisis de los comicios provinciales cumplidos el domingo último en los que, a pesar de no superar al oficialismo para acceder a la gobernación, se lograron resultados favorables en la categoría de diputados y en algunas comunas del interior.

En la jornada posterior a los comicios provinciales, el Frente Justicialista, para la categoría gobernador, obtenía el 32.83 por ciento de los votos, quedando en segundo lugar luego de Cambia Jujuy que sumaba el 43.65 por ciento. En tanto que para diputados provinciales, el frente opositor se imponía con el 28.40 por ciento de los sufragios y relegaba a Cambia Jujuy al segundo lugar con 28.38 por ciento. De esta manera, el justicialismo en soledad logró algo impensado hasta antes de la convocatoria del 9 de junio. Los resultados alientan a los referentes del PJ a encarar una nueva etapa en la que se procura la renovación de los cuadros dirigenciales de cara a los futuros compromisos electorales.

Al aludir a lo acontecido, Ferreyra, sostuvo que el proceso electoral fue encarado como una “cuestión de mucha importancia para la provincia, en la cual uno de los objetivos era sacarle al oficialismo la mayoría en diputados para evitar los abusos, ya que no es bueno que alguien tenga todo el poder”. Con una mayoría de urnas escrutadas, el candidato, que irrumpió en las filas del justicialismo, aseguró, “creo que hicimos una muy buena elección, y me alegra haber contribuido para que el justicialismo recupere un lugar que había perdido”.

“Este resultado está marcando que a nivel nacional, Cambiemos está casi perdido, y si bien nos ganaron acá en Jujuy en todo el país está perdiendo así que lo más probable es que en diciembre se imponga una fuerza que no será la del gobierno”; aseveró.

Más allá de la disputa electoral con el oficialismo, los comicios del domingo también terminó de definir es escenario de ruptura en el justicialismo de Jujuy que, como es sabido, se dividió en diferentes Frentes electorales. Esto no pasó desapercibido para los referentes del Frente Justicialista quienes  cuestionaron dura y abiertamente a aquellos que salieron por fuera de la estructura partidaria. En ese sentido, el propio presidente del partido, Rubén Rivarola, consideró que la división partidaria facilitó el triunfo de Cambia Jujuy que habría sido derrotado de haberse alcanzado la tan mentada unidad justicialista.

Sobre el particular, Ferreyra, sostuvo, “de haber estado el justicialismo unido, hubiéramos superado al gobernador, pero lamentablemente la desunión hace esto, y así se pierde; no obstante, en el balance la elección fue muy buena, y el haber perdido la gobernación no hace que cambie mi forma de pensar porque se recuperó la posición del partido que era lo importante”. No obstante, estimó que las autoridades partidarias deberán adoptar medidas tendientes a ordenar la estructura dirigencial de manera de excluir a quienes no abogaron por la unidad. Al mismo tiempo estimó que de ratificarse el rumbo definido para el justicialismo en la próxima contienda electoral podría recuperarse el gobierno.

Finalmente aludió a las críticas y agravios que se direccionaron hacia su persona y que fueron considerados parte de una “campaña sucia”. “Yo no tuve ningún agravio hacia mis contrincantes, y pese a que recibí agresiones de todo tipo aquí estamos porque es hora de dejar los rencores de lado porque la política tiene que ser la discusión de ideas”, expresó.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 930 invitados conectado