UN AÑO CON MUCHAS PROBLEMÁTICAS Y POCAS SOLUCIONES PARA EL SECTOR DOCENTE

E-mail Imprimir PDF

Culminado el ciclo lectivo 2018, la dirigencia de la Asociación de Docentes Provinciales (ADEP), encabezada por Darío Abán, expuso un análisis de la situación de los trabajadores de la educación durante el año en el que además de la cuestión salarial, que cerró sin mayores avances, sobresalieron numerosas problemáticas  que pusieron en serio riesgo al sistema educativo provincial, todo como resultado de la poca predisposición al diálogo de parte de las autoridades ministeriales.

En su balance, el secretario general de la entidad gremial  lamentó la falta de continuidad de las mesas de discusión con autoridades ministeriales para resolver las problemáticas propias de los docentes y de las instituciones educativas. “Lamentablemente no pudimos buscar soluciones a través del diálogo porque no se dieron las mesas de diálogo y de concertación, por lo que podemos decir que hemos vivido un clima de soberbia con un ministerio de puertas cerradas”, expuso al esgrimir un primer balance del año que finaliza para el sector docente.

Problemáticas en el transporte docente, la situación edilicia de los establecimientos educativos que requieren de un urgente mantenimiento, las limitaciones a los comedores escolares, la fusión y supresión de divisiones, el pase a disponibilidad de docentes titulares y la falta de estabilidad laboral, son solo algunos aspectos que ponen de relieve los docentes jujeños y que no tuvieron mejoras significativas desde el estado provincial a pesar de los reiterados planteos acumulados en el año. A ello, Abán sumó las dificultades administrativas y burocráticas dentro del ministerio, particularmente por la falta de organización y regularización de áreas clave, como ser Junta de Clasificación. Al respecto sostuvo, “pareciera que todo está hecho a medias; tenemos una junta que es un órgano muy sensible e importante para la trayectoria de los docentes pero que lamentablemente está desmembrado y no tiene la atención que requiere desde el Ministerio”.

Por otro lado aludió a la normativa que regula la actividad docente en la provincia, particularmente la homologación de títulos que, según expuso, data del año 1973 y que requiere de una actualización. Precisó que durante años se ha solicitado a las autoridades un nuevo esquema para la valoración de las nuevas titulaciones incorporadas en los últimos años y a las que acceden los docentes que procuran su capacitación y perfeccionamiento.

“Desde el ministerio de educación no permiten que los ayudemos; en esta gestión gremial  somos docentes de mucha trayectoria y tenemos cosas para aportar pero este ministerio no se deja ayudar”, remarcó el dirigente, quien ratificó que la actual gestión ministerial se caracteriza por su carácter “cerrado”.

Al aludir al aspecto salarial, el titular de ADEP, sostuvo que durante el periodo que culmina han sido constantes las imposiciones desde el gobierno. “Esto no solo le pasa a los docentes sino a todo el arco sindical que padece las imposiciones salariales porque los parámetros son predeterminados y no hay manera de acordar o que al menos nos escuchen”, describió, para luego precisar que el desfasaje salarial en líneas generales ronda el 45 por ciento.

A pesar de esta particularidad, anticipó que desde el arco sindical estatal y docentes en particular, “vamos a seguir reclamando por lo que creemos es justo; esperamos que haya una recomposición salarial”.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1123 invitados conectado