A PESAR DE LOS ANUNCIOS DEL GOBERNADOR PERSISTE EL MALESTAR EN LOS GREMIOS DE ESTATALES

E-mail Imprimir PDF

En la víspera se reanudaron las mesas de discusión paritarias donde los temas sobresalientes fueron el pago de una suma extraordinaria de 4.000 pesos en dos tramos y la recomposición de los salarios de estatales en un cinco por ciento con los haberes del mes de diciembre. A pesar de los anticipos del gobernador y el compromiso de los emisarios de gobierno de continuar con las negociaciones salariales, los dirigentes coincidieron en que las mejoras resultan insuficientes.

El pronunciamiento de los gremialistas fue posterior a los anuncios del gobernador, Gerardo Morales, quien en conferencia de prensa brindada en Casa de Gobierno en la tarde del lunes anunció el pago de un bono de “fin de año” de 4.000 pesos y una recomposición de haberes del 5 por ciento. Dichos anuncios se brindaron 24 horas antes de la reanudación de las mesas paritarias en las que los dirigentes preveían plantear nuevamente los pedidos por una recomposición de salarios acordes a la inflación y el pago de un bono de fin de año similar o superior a lo ya otorgado al sector privado y a los trabajadores de la administración nacional.

En un primer análisis, la dirigencia gremial consideró que el Ejecutivo al anticipar públicamente las “mejoras” salariales ratifica una estrategia definida e implementada a lo largo del año: la imposición salarial. Sobre el particular afirmaron que las convocatorias del gobierno a lo largo del periodo que finaliza no tuvieron el carácter de negociación entre pares dado que los funcionarios se ajustaron a un esquema dispuesto por el ejecutivo y no se permitió el debate sobre las propuestas de los gremios.

A la vez consideraron que una recomposición de sueldos del 5 por ciento no logra cubrir el desfasaje generado en el año que conforme a las mediciones oficiales tendría una inflación cercana al 50 por ciento mientras que los salarios de los trabajadores estatales de Jujuy solo se recompondrían en casi un 26 por ciento. Aclararon que dicho porcentaje resulta del cálculo acumulado de las diferentes recomposiciones, tanto en blanco y en negro, otorgadas en el año, más lo proyectado con los sueldos de diciembre.

Tampoco pasó desapercibido el hecho de que el mentado “bono” de fin de año resulta “ficticio” dado que tan solo una parte de los 4.000 pesos anticipados por el gobierno se liquidarían en el marco de las celebraciones de fin de año, mientras que la diferencia se abonaría antes del inicio del próximo ciclo lectivo. Atentos a ello, consideraron que la asistencia real para el cierre de año tan solo sería de 2.000 pesos, una cifra exigua si se considera la suba de precios en alimentos y bebidas que se registrarían en diciembre, mes en el que además entrarán a regir fuertes aumentos de tarifas, particularmente en la capital jujeña.

En suma calificaron de “burla” la actitud de los funcionarios que participaron de la reunión de ayer que solo ratificaron lo ya anticipado por el primer mandatario ante los medios de prensa. Con acuerdo a ello, desde la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) se afirmó que “estamos frente una muestra clara de la falta de respeto y desprecio a los trabajadores y a las organizaciones de la sociedad”.

La dirigencia de ese sector sindical se pronunció en oposición a los anticipos del gobierno al afirmar que la recomposición es “otro aumento miserable de Morales, sin diálogo, que solo es para empobrecer a los estatales”, y acotó que a la vez se demuestra “que no está dispuesto a poner en debate las políticas salariales como dice la ley y la Constitución”.

 

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1506 invitados conectado