DELEGADO DE TAXISTAS DENUNCIÓ PERSECUSIÓN GREMIAL DEL MUNICIPIO

E-mail Imprimir PDF

El secretario general del Sindicato de Peones de Taxi (SIPETAX), Bernabé Churquina, denunció públicamente que funcionarios del municipio de San Salvador de Jujuy iniciaron tiempo atrás una “persecución laboral y gremial” contra su persona a raíz de las diversas demandas legales que promovió en defensa de los derechos de los trabajadores del volante que son vulnerados por la comuna.

En contacto con la prensa local, el referente del sindicato de taxistas dio cuenta de las diferentes acciones legales que ha promovido en los últimos años contra el municipio de la capital cuyas autoridades, según dijo, dejo en una situación de desamparo a los choferes del sistema alternativo de transporte. En ese sentido recordó que tiempo atrás desde el sindicato impulsó un amparo para que la comuna efectivice el cumplimiento de la ordenanza que garantiza la registración laboral de los trabajadores del volante.

“Desde que estoy al frente del sindicato he promovido tres amparos contra la municipalidad, uno por la falta de registración, otro por la falta de información sobre las 70 licencias de taxi que se llevaron a sorteo, y seguramente eso no les ha gustado nada a las autoridades y por eso estas persecuciones en mi contra”, relató el delegado.

A partir de estas presentaciones, Churquina alertó, “me empezaron a perseguir, y esto constituye una persecución laboral y gremial; gremial porque el intendente y sus funcionarios se encargaron de hablar con los propietarios de taxis para que no me den trabajo porque soy peón y alquilo los coches y esta situación ya viene desde hace años”. A la vez acotó que la “persecución gremial” se refleja en las represalias a través de multas que le aplican inspectores de tránsito y funcionarios del juzgado de faltas recurriendo a ordenanzas, muchas de las cuales ya no rigen.

“Estas situaciones vienen registrándose hace tiempo pero antes no estaba en la conducción del sindicato de peones de taxi, pero ahora ya me cansaron porque en menos de tres años lograron que me bajen de cuatro taxis lo que implica perder fuentes de trabajo para el sostén de mi familia”, manifestó el delegado.

Informó que a partir de estas situaciones tomó la decisión de impulsar una demanda judicial contra el municipio. Al respecto adelantó que el próximo 28 de noviembre se prevé una audiencia en Tribunales.

“No negocié los derechos de los trabajadores, no me vendí ni me arrodillé ante el intendente, como hacen muchos”, manifestó ratificando sus dichos en torno a una “sistemática persecución laboral y gremial”.

Finalmente acotó que la persecución laboral no solo está dirigida hacia su persona, sino contra “todos aquellos que se oponen al municipio, por eso tengo el acompañamiento de los responsables de la Asociación de Propietarios de taxi que también padecen las mismas maniobras del intendente y sus funcionarios”.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1486 invitados conectado