LA MUJER DE “BETO” CARDOZO CONFIRMÓ QUE ENTRE MILAGRO SALA Y SU ESPOSO HABÍA ENEMISTAD

E-mail Imprimir PDF

En la primera audiencia del juicio oral y público por la causa conocida como “Balacera de Azopardo” la mujer de Alberto “Beto” Cardozo, Analía Tolaba, confirmó que en 2007 existía una fuerte enemistad entre su pareja y la dirigente kirchnerista, Milagro Sala. Sin embargo no pudo vincular a la referente de la Tupac Amaru con el intento de homicidio. A la vez expresó que Cardozo no portaba arma alguna en la jornada en la que se registró el incidente en el que resultó herida de gravedad una niña de 11 años.

“La primera audiencia fue positiva y creo que en adelante todas las audiencias para nosotros van a ser positivas porque hemos peleado muchísimo para que esto comience”, expuso Tolaba, quien recordó que la causa registró diferentes inconvenientes antes de llegar a la instancia de juicio. En ese sentido recordó que tras los eventos en ninguna de las anteriores instancias judiciales su pareja  fue imputado, y que recién en 2016 se registra un cambio de caratula con el cual se determina una imputación.

Con acuerdo a ello, mencionó, “la imputación se da solo por la declaración de Rafael Páes, quien es la estrella de esta causa porque a partir de que declara haber sido contratado como sicario para terminar con la vida de Cardozo es que la causa da un giro importante y entra como imputada Milagro Sala y también mi marido quien deja de ser víctima, y no se entiende cómo es que Páez no está imputado y está en su casa”.

Respecto de la versión que da cuenta de que Cardozo al percatarse del ataque de sicarios extrajo un arma de entre sus ropas para repeler la agresión, Tolaba dijo, “en el supuesto caso de que Beto tuviera un arma correspondería una imputación por abuso en la legitima defensa a lo máximo, y para colmo hay una testigo que afirmó que había una persona que fue a matarlo, y otras personas afirman que Ávila y Páez se bajaron del auto con armas en las manos para disparar”.

“Beto no tenía un arma”, aseveró, acotando que a partir de un posterior estudio de parafina, que es utilizado para detectar restos de pólvora, no se halló rastro alguno en las manos del imputado.

Consultada sobre qué referencias tenía tanto de Ávila como de Páes en 2006, dijo, “creo que eran de la CTA o de la Tupac Amaru”. A la vez confirmó que entre Cardozo y Sala existía una fuerte enemistad por razones políticas dado que su pareja militaba a favor del por entonces intendente de capital José Luís Martiarena, en tanto que la líder Tupaquera acompañaba la candidatura del ex concejal Pablo Lozano. “La enemistad era por cuestiones políticas”,  aseveró, aunque no pudo confirmar que la Sala habría ordenado terminar con la vida de su esposo.

“Será la justicia la que evalúe esto y deberá investigar porque ya pasaron 11 años y es demasiado tiempo para investigar, y si fue así creo que mi marido no debería estar sentado como acusado ni debería haber pasado dos años privado de su libertad”, manifestó.

Independientemente del complejo entramado que signa a este juicio, la mujer expresó confianza en que el Tribunal resuelva la absolución de su pareja.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1666 invitados conectado