GENERALIZADO MALESTAR POR EL FIN DEL MONOTRIBUTO SOCIAL AGROPECUARIO

E-mail Imprimir PDF

Organizaciones indígenas, campesinas, y de la agricultura familiar de la provincia repudian  la decisión del Ministerio de Agroindustria de la Nación de dar de baja al Monotributo Social Agropecuario (MSA), que brinda importantes beneficios a miles de familias dedicadas a la agricultura en todo el país. Se advirtió que el cese del monotributo condenaría a las familias a la precariedad y a la pérdida de la cobertura en salud y aportes previsionales.

Recientemente autoridades del Ministerio de Agroindustria de la Nación ratificaron el fin del Monotributo Social Agropecuario (MSA) desde diciembre próximo. Conocida la novedad diferentes entidades nacionales y provinciales vinculadas a la agricultura expresaron su disconformidad con la medida puesto que el citado monotributo constituye una “herramienta que hoy tiene costo cero para los agricultores familiares incluidos en el Registro Nacional de la Agricultura Familiar (Renaf) que facturan hasta 72.000 pesos por año”.

Cabe señalar que desde el Ministerio nacional se dispuso que entre el 2 de julio y el 10 de agosto los actuales beneficiarios deberán reempadronarse. Quienes lo hagan conservarán el beneficio actual, de manera gratuita hasta fin de año. No obstante, a partir del 1 de enero de 2019, los productores familiares mantendrán su inclusión en el Registro de Efectores Sociales del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y serán beneficiarios del actual Monotributo Social, pero afrontando parte de los aportes. En caso de no acceder a dicho cambio los beneficiarios podrán “optar por darse de baja del régimen". La convocatoria a reempadronarse fue ratificada en la anterior jornada por autoridades de la Secretaría de Agricultura familiar de la provincia con lo cual se ratifica la medida que daría fin al Monotributo social agropecuario.

Con estas referencias desde las entidades que reúnen a pequeños productores se expuso que desde el 2009 “tenemos el derecho de acceder a la salud a través de la obra social, aporte jubilatorio y la posibilidad de facturar en blanco nuestra producción; esto da un marco regulatorio y tiende a la formalización de la comercialización de la agricultura campesina indígena, y nos permite mejorar la comercialización de nuestros productos, vender en forma directa y sin intermediarios, y vender en lugares en los que antes no podíamos hacerlo”.

“Ahora nos condenan a la informalidad, y a una cadena de producción en negro, y pone en riesgo nuestra fuente de trabajo y vida, con lo cual se olvida que somos el sector responsable de más de la mitad de los alimentos que se consumen localmente en nuestro país, y somos un actor clave para combatir la malnutrición y la pobreza rural”, versa un comunicado del Movimiento Nacional Campesino Indígena de Jujuy que también alertan sobre los cambios tributarios generados en el orden provincial que atentan contra la actividad agrícola de las comunidades.

Se expone a la vez que en la provincia son más de 1500 productores inscriptos en el Monotributo Social Agropecuario, y  más de 50 mil familias en todo el país que perderían el derecho de regularizar su trabajo.

“El Ministerio, pretende que todos los agricultores familiares, campesinos, indígenas de todo el país, nos empadronemos hasta el 10 de agosto, para recibir el pago del 50 por ciento entre agosto y diciembre 2018 y luego a partir del 1 de enero eliminarlo por completo”, alertaron, y anticiparon que “vamos a luchar para que no nos sigan quitando nuestros derechos”.

 

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 2008 invitados conectado