MALESTAR EN EL SECTOR MERCANTIL POR LA CONVOCATORIA AL PARO

E-mail Imprimir PDF

La actividad mercantil en la capital y en la mayoría de las localidades del interior de la provincia fue casi normal a pesar de la convocatoria que lanzaron los dirigentes del Centro Empleados de Comercio de Jujuy a los responsables de comercios para que cierren sus locales en adhesión al paro de las centrales obreras. Una mayoría de propietarios y responsables de comercios consideró que la paralización de actividades constituye un contrasentido en momentos en los que se registra una merma en las ventas.

En el marco del paro del 25-J, dispuesto por diferentes centrales obreras del país, se preveía una masiva adhesión del sector mercantil. En ese sentido, la delegación local del  Centro Empleados de Comercio (CEC), entidad sindical que reúne a los trabajadores mercantiles, lanzó una convocatoria para que los propietarios de locales cierren sus puertas para así adherir al reclamo contra el ajuste y las medidas económicas que indudablemente repercuten en la actividad comercial.

En las primeras horas del día lunes, un grupo de dirigentes y delegados del CEC Jujuy recorrió la ciudad incitando a los propietarios a bajar sus persianas. La convocatoria solo fue acatada por algunos comercios cuyos responsables dispusieron no atender al público por temor a incidentes y actos de violencia de parte de los manifestantes. Otros locales solo cerraron sus puertas durante algunos minutos mientras los manifestantes movilizaban, en tanto que una mayoría de tiendas, casas de electrodomésticos, supermercados, galerías y kioscos decidieron no adherir a la medida de fuerza.

Cabe mencionar que durante el fin de semana se conoció la postura de la Unión de Empresario de Jujuy en rechazo a la medida de fuerza dispuesta en el orden nacional. Mediante un comunicado las autoridades de la entidad expresaron que,  “las pequeñas y medianas empresas atravesamos un difícil momento de recesión, y necesitamos trabajar para generar los ingresos que nos permitan afrontar sueldos, impuestos y gastos fijos; con la caída de las ventas cada día cuesta más poder mantener el comercio funcionando”.

“Reconocemos y respetamos el derecho a huelga y de reclamo, pero simultáneamente consideramos que cerrar los comercios perjudica al empleador, que en definitiva tiene los mismos problemas que todos los ciudadanos argentinos, pero también al empleado ya que su fuente laboral también peligra”, acotaron para rechazar la convocatoria al paro.

Por su parte, Miguel Mamaní, titular del CEC Jujuy, sostuvo que “solicitamos a los propietarios de comercios que les den libertad de acción a los compañeros, y así también le dimos libertad de acción a aquellos que deseen trabajar”.

“Nuestra intención era lograr una amplia adhesión porque entendemos que la clase trabajadora está sumida en una situación de pobreza”, manifestó, aclarando que la adhesión al llamado a cesar las actividades fue diversa.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1204 invitados conectado