CONTUNDENTE RECHAZO DE LOS ESTATALES AL 5 % DE AUMENTO SALARIAL

E-mail Imprimir PDF

Luego de que el gobierno de Jujuy ratificara su política salarial para el presente año, desde el arco sindical estatal hubo un contundente pronunciamiento en rechazo al 5 por ciento de recomposición que se hará efectivo con los haberes de junio. La dirigencia gremial sostuvo que el gobierno dispuso unilateralmente un ajuste de salarios que está lejos de las demandas y de  las estimaciones inflacionarias que se prevén para todo el 2018,

El gobernador, Gerardo Morales, anunció en la tarde del martes que la recomposición de salarios para esta parte del año será del 5 por ciento para todos los trabajadores de la administración pública. Dicha mejora se acreditará con el cronograma del próximo mes, por lo que se espera que el acumulado de mejoras de salarios impacte en la liquidación de la primera cuota del sueldo anual complementario, o aguinaldo. Al mismo tiempo se anunció el aumento del 20 por ciento para la asignación por Hijo, y el aumento del mínimo salarial que pasará de 9.500 pesos a 10 mil pesos para los agentes  de la administración central y de 11.400 pesos a 12 mil pesos para el sector docente. También se anticipó que el plus por “presentismo” para los trabajadores docentes incrementará del 10 al 15  por ciento.

Estos anuncios fueron rechazados de manera contundente por la dirigencia de gremios que recibieron la novedad minutos después del anuncio oficial ante los medios de prensa locales. En primer lugar la dirigencia, que se expresó en la jornada anterior, sostuvo que no resulta sorpresiva la decisión del Ejecutivo puesto que se corroborado la política de ajuste del gobierno sobre los sectores más vulnerables de la población.

A la vez reiteraron que conforme a la dinámica inflacionaria registrada hasta la fecha resulta necesaria una recomposición de sueldos que tome como punto de partida el 25 por ciento. Atentos a los anuncios  del primer mandatario, que resulta similar a lo que expuesto en el mes de marzo durante la apertura de las negociaciones por salarios del 2018, los gremialistas denunciaron que se ha puesto en vigencia una “política de la imposición” a través de la cual las autoridades proceden sin la consulta previa a los trabajadores en una real instancia de negociación.

En ese sentido, la  secretaria general de ATSA, Yolanda Canchi, sostuvo que el gobierno quiere "hacer pagar los platos rotos a los  trabajadores". Recordó que en la previa de las convocatorias del gobierno un sector amplio de trabajadores de la administración advertían que el gobierno simuló un diálogo  con el solo objetivo de generar una imagen errónea  a través de los medios de prensa.

“No nos equivocamos los dirigentes sindicales cuando afirmamos que esta situación no iba para bien, y ahora queda claro que estamos en una situación catastrófica porque nuestros salarios  estamos desfasados”, apunto la dirigente, quien no dejó de mencionar que las proyecciones inflacionarias para el presente año se alejan de los porcentajes previstos por el propio gobierno. En igual sentido consideró que una inflación del 30 por ciento resulta factible y que ello agravaría más la situación de los trabajadores y sus familias que no logran subsistir con los actuales salarios.

Otros referentes del Frente Amplio Gremial anticiparon que tras el anuncio del gobernador Morales se prevé una convocatoria de toda la conducción para analizar qué medidas se adoptarán en procura de alcanzar una verdadera recomposición de salarios. En tanto, se prevé que varios sectores adhieran a la convocatoria a un paro nacional que lanzara la CGT para el próximo 25 de junio.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1645 invitados conectado