TRAS PADECER MALTRATO POLICIAL ANA ASCARATE PIDIÓ POR UN PROTOCOLO PARA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

E-mail Imprimir PDF

“Me siento muy acompañada y no siento temor”, fue la expresión de Ana Ascarate, la mujer discapacitada de Jujuy quien el pasado fin de semana fue víctima de una detención arbitraria y mal trato físico de parte de efectivos de la policía de la provincia durante un operativo de control. Tras exponer públicamente su experiencia, que resulta inconcebible y repudiable, solicitó que se avance en la definición de un protocolo que resguarde derechos de las personas con discapacidad que se ven expuestas a situaciones de violencia policial.

Ascarate, en compañía de su abogada  presentó  una denuncia ante el Ministerio Público de la Acusación de Jujuy por la “detención arbitraria” y el “maltrato físico y psicológico” que sufrió de parte de efectivos de la Comisaría 6º de San Salvador de Jujuy, durante un operativo de control de alcoholemia. En declaraciones a la prensa afirmó que los efectivos la golpearon y detuvieron de manera arbitraria tras lo cual fue víctima de maltrato físico y psicológico. Según sus dichos, luego de ser golpeada en la calle, los policías la trasladaron a la comisaría donde el maltrato continuó.

A pesar de la gravedad de los hechos relatadas por Ana, hasta el momento desde el Ejecutivo provincial no hubo ningún pronunciamiento o comunicado, situación que la llevó a ratificar su pedido para la definición de un protocolo de actuación frente a situaciones en las que se vean involucrados ciudadanos discapacitados.

“Estoy un poco mejor, y por supuesto estoy trabajando para ver que se haga justicia y que todo esto, está enfermedad institucional y social que estamos viviendo pueda ser vista por las instituciones correspondientes y sobre todo por el Fiscal y el Ministerio de la defensa”, expuso la mujer. En igual sentido, remarcó que va insistir con el pedido para que “se forme una comisión exclusiva para las personas con discapacidad y un protocolo para las personas con discapacidad que intervengan en estos casos y necesiten el acompañamiento de personas capacitadas para este tipo de situaciones”.

Expuso que en el país son pocas las ciudades que cuentan con un procedimiento destinado a las fuerzas de seguridad.  Sobre el particular mencionó que, “el protocolo se encuentra únicamente en Buenos Aires y acá no se adhirió y tampoco se ha creado, ni actualizado; ninguna persona con discapacidad puede en ninguna situación como esta, estar sola, debe estar acompañada por un abogado o familiar o cualquier persona, un psicólogo o un acompañante terapéutico”.

“Reitero que se necesita una comisión específica para personas con discapacidad que trabaje sobre esos temas”, manifestó, para luego precisar que hasta la fecha ha recibido el acompañamiento de muchos sectores de la población que se solidarizaron con su situación y exigen a las autoridades cambios en el accionar y la conducta de los miembros de la fuerza de seguridad.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1090 invitados conectado