PEONES DE TAXI AFIRMAN QUE LA SUBA DE TARIFAS SOLO BENEFICIA A LA PATRONAL

E-mail Imprimir PDF

El titular del Sindicato de Peones de Taxi, Bernabe Churquina, aseguró que desde ese sector y desde la Cámara del Transporte Alternativo no se solicitó en  ningún momento un ajuste de las tarifas del servicio de “taxis amarillos” que aumentará un 30 por ciento en poco tiempo conforme a lo resuelto por el oficialismo en el Concejo deliberante de San Salvador de Jujuy. Afirmó a la vez que  dicha suba acarreará serios perjuicios no solo para los usuarios sino también para los choferes que deberán pagar sumas más elevadas en concepto de alquiler de las unidades, por lo que el beneficio tan solo será para la patronal.

A partir de las consultas realizadas a referentes del Sindicato de Peones de Taxi y de la Cámara del Transporte Alternativo se concluye que ninguno de estos sectores solicitó al cuerpo de concejales una suba en las tarifas del transporte alternativo de radiollamada, conocido también como “taxis amarillos”. Según versiones que circulan en algunos ámbitos del transporte, la polémica suba obedecería a un pedido de un reducido sector de permisionarios y propietarios de licencias que durante tiempos de campaña electoral trabajó  junto a los candidatos del oficialismo radical.

Según los voceros del SIPETAX y de la Cámara del transporte Alternativo, la suba aprobada la semana pasada se resolvió sin la consulta correspondiente a los choferes del servicios y al grueso de propietarios de unidades que temen consecuencias negativas y una baja sensible en la demanda entre la población. 

“El sindicato de peones no pidió ningún aumento, pero si sabemos que quienes han solicitado el aumento son políticos punteros del gobierno municipal”, aseveró Churquina, quien a la vez consideró que la suba llega en un momento no apropiado al considerar que la mayoría de la población aún intenta acomodar sus economías a los ajustes que vienen registrándose en diferentes servicios y a los aumentos de la canasta familiar.

Al fundamentar sus objeciones el dirigentes de los choferes de taxi, sostuvo, “todos los años, en los meses de marzo, abril, mayo y junio, la gente prioriza gastos y consumos, por ejemplo en educación por el inicio de clases, y evita gastar en transporte alternativo, y esto lo sabemos muy bien nosotros y por eso no hemos solicitado ningún aumento”.

Acotó a la vez que la suba, que ronda el 30 por ciento, afecta de manera particular a los choferes que alquilan unidades dado que con cada aumento de tarifas, los propietarios aumentan sistemáticamente los montos por alquiler. Con esta referencia consideró que “los únicos que se ven beneficiados son algunos propietarios porque los peones les pagamos una suma fija que ronda los 600 pesos, y esa suma la van a tener si o si, mientras que los choferes no ganarán casi nada porque van a ser menos los pasajeros que van a subir”.

“Todos sabemos que la gente no tiene más dinero para pagar nuevas subas en los servicios, y en el caso del transporte la gente seguramente recurrirá a los colectivos o caminará más, o buscará otros medios, con lo cual el taxi podría perder muchos pasajeros y eso ha ocurrido con cada aumento que concede el oficialismo”, manifestó el dirigente

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1683 invitados conectado