“PEDIMOS QUE LAS MUJERES NO SEAMOS FORZADAS A PARIR”

E-mail Imprimir PDF

Esa es la contundente expresión de la  médica tocoginecóloga, Stella Manzano, al fundamentar el pedido del colectivo ciudadano que aboga por la despenalización del aborto. La profesional, que encabeza una serie de debates en torno a la temática, sostuvo además que actualmente muchos de los embarazos presentan riesgos para las mujeres adolescentes y adultas.

Manzano encabezó   en la tarde del miércoles en Legislatura   conferencia y conversatorio sobre la despenalización del aborto en la Argentina. La actividad, organizada por la Diplomatura en Violencia de Género y Movimientos de Mujeres de la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UNJu, propone abordar el tema de la interrupción voluntaria del embarazo con “una mirada desde la salud pública, los derechos  humanos y el movimiento de mujeres”.

Como especialista en medicina legal, abogó por la sanción de una normativa que garantice el aborto legal, seguro y gratuito. Al fundamentar dicho planteo sostuvo, “pedimos que las mujeres no seamos forzadas a parir a riesgo de nuestras propias vidas, porque en este país las complicaciones de los embarazos son causas mortales en mujeres adolescentes y adultas”.

“La campaña nacional por el aborto legal, seguro y gratuito es resultado de la sumatoria de unas 500 organizaciones de todo el país que vienen presentando proyectos para que en el territorio se legalice el aborto por plazos hasta las 14 semanas a través del solo pedido de la mujer, o sea, que no sea resultado de causales como lo es hasta ahora lo que conlleva riesgos para la salud y la vida de las mujeres”, mencionó, precisando que la campaña también plantea que las prácticas se realicen en hospitales públicos y que las obras sociales las consideren como prestaciones.

Al ampliar los argumentos a favor de la despenalización sostuvo que “las mujeres somos las únicas que nos embarazamos y las que estamos presentes al momento del parto, y aunque los grupos que se denominan pro vida han tratado de correr el eje del debate ellos plantean que hay dos valores en juego, por un lado el derecho a la vida del embrión frente al derecho a decidir de la mujer, como si esto fuera un capricho o un crimen de la mujer”.

Frente a ello, apuntó que se contraponen dos realidades, una vinculada a una vida potencial como la del feto, y otra centrada en la salud y existencia de la mujer. Señaló que actualmente existe un elevado porcentaje de embarazos que se interrumpen de manera espontánea, que se suma a las 18 mil muertes de niños prematuros por diferentes factores. “Entendemos que el derecho a decidir de la mujer se fundamenta en el derecho a vivir, a no ser obligada a arriesgar su vida para traer una nueva vida al mundo, porque a ningún varón se lo obliga a arriesgar su vida para salvar la vida de un recién nacido”, remarcó.

En igual sentido, indicó que las estadísticas oficiales reflejan que la tercera causa de muerte de niñas de entre 10 y 14 años son las complicaciones durante los embarazos. “Hablamos de niñas que han sido violadas en su mayoría porque antes de los 13 años no vale el consentimiento, es decir que son violadas y obligadas a parir y terminan muriendo en un 80 por ciento de casos, y en nuestro país entre un 20 y 30 por ciento de mujeres mueren por abortos riesgosos, y el resto muere al final de los embarazos y partos”, expuso.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1193 invitados conectado