COMUNIDADES DE LA PUNA RECHAZAN LA CONTINUIDAD DE PROYECTOS MINEROS

E-mail Imprimir PDF

A pesar del entusiasmo inicial del gobierno de la provincia en torno al desarrollo de nuevos proyectos mineros en la zona Puna, numerosas comunidades originarias comenzaron a exponer críticas hacia el avance de la actividad minera por el impacto que genera en el ambiente, particularmente por la cada vez mayor escases de agua de miles de familias. Comuneras exigen al gobierno el cese de los proyectos que ponen en riesgo las actividades  productivas de los lugareños.

Recientemente, pobladores de las comunidades de Pozuelo y Coranzulí, llegaron a la capital jujeña para alertar sobre las consecuencias que derivan de los proyectos mineros instalados en la zona que extraen periódicamente grandes volúmenes de agua de los arroyos que históricamente abastecían a las familias. Advierten que la actividad minera demanda los escasos volúmenes de agua por lo que cada vez es mayor el perjuicio para los productores.

En ese sentido, Aurora Choque, de la Comunidad de Coranzulí, señaló que desde la instalación del proyecto de explotación de litio, a cargo de la empresa Sales, se viene registrando una progresiva disminución en el caudal del arroyo del cerro Coyanboi. “Las jefes de familia han denunciado que desde la empresa ya comenzaron a sacar agua del Coyanboi y a la comunidad de Coranzulí no han pedido consulta ni permiso, y por eso no vamos a permitir que saquen lo poco de agua que tenemos, porque el agua para nosotros es vida y el agua no se negocia”, manifestó la comunera.

Apuntó al mismo tiempo que la actividad de la empresa solo es posible gracias a la intervención del gobierno de la provincia, por lo que se considera que la principal responsabilidad recae sobre las autoridades. Dada la preocupación que genera el escás del líquido elemento para la supervivencia de las comunidades,  se anunciaron medidas de fuerza que se cumplirían la próxima semana en la zona de Coranzulí a través de las cuales se impediría el paso de cualquier vehículo. “Si secan el rio, seguramente todas las familias de la cuenca se van a ver afectadas”, mencionó Choque, quien a la vez expuso que en un primer momento el gobierno convino que los lugareños sean proveedores de los establecimientos de la zona. Sin embargo, advirtieron que dichos convenios quedaron sin efecto por lo que los productores quedaron sin un ingreso.

“Después de dos años, ahora nos estamos dando cuenta que verdaderamente nos están quitando el agua, y nos están quitando la vida”, manifestó la vocera.

Por otro lado, la comunera Florencia Solís, de la comunidad de Pozuelo, también alertó sobre el avance del proyecto Chinchillas, de capitales canadienses, afectando recursos naturales que son vitales para las familias que habitan en la zona. “Se está abriendo la mina Chinchillas y vemos que se están llevando toda el agua, y ese proyecto tiene el respaldo del gobierno nacional y provincial que favorecieron a los capitales multinacionales avasallando nuestra forma de vida y sin realizar una consulta previa entre las comunidades”, expresó.

Asimismo señaló que ante el avance de las actividades mineras los referentes de las comunas de la zona solicitaron audiencia a las autoridades provinciales que hasta el momento no brindaron respuesta alguna, por lo que no descartaron el inicio de medidas de protesta tanto en el interior de la provincia como en la capital.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1300 invitados conectado