DIRIGENTE ESTACIONERO AFIRMÓ QUE EL AUMENTO DE COMBUSTIBLES ES “INOPORTUNO”

E-mail Imprimir PDF

El secretario general del Sindicato de Estacioneros de Jujuy, Gaspar Santillán, reconoció que el último aumento de combustibles es inoportuno dado que  acrecienta la incertidumbre y la preocupación entre la población que teme que dichas subas impacten en los precios de productos y servicios de diferentes rubros. Así mismo sostuvo que entre los propietarios y trabajadores de estaciones de servicio se acentúa la preocupación por el futuro de sus fuentes laborales.

A principios de semana las estaciones de servicio de todo el país registraron un aumento del 6 por ciento en todos sus combustibles. La suba acentuó la tendencia en alza que registran los combustibles cuyos precios fueron liberados por el gobierno de Mauricio Macri. A diferencia de las consideraciones de los funcionarios nacionales, la suba acrecienta la incertidumbre y la preocupación por los efectos que tendría en el desarrollo de diferentes actividades productivas y comerciales que podrían trasladar las diferencias a los productos y servicios que brindan. Dicho efecto incidiría directamente en las mediciones inflacionarias del cierre de año que, según los entendidos en materia económica, superarían las proyecciones fijadas por el propio gobierno nacional.

En este contexto, el dirigente de los estacioneros de Jujuy, comentó, “lamentablemente debemos  confirmar la suba de los combustibles y entendemos que por lo menos es inoportuna porque estamos llegando a fin de año con una inflación que afecta el bolsillo de los trabajadores y el aumento agrava más la situación”.

“Debemos ser sinceros en este aspecto y decir que por lo menos la suba llega a destiempo, y también genera incertidumbre entre los trabajadores de estaciones de servicio, porque sabemos que las diferencias de las subas no van hacia los propietarios de estaciones o hacia los trabajadores sino que llegan a manos de las petroleras”, mencionó el dirigente, quien acotó que en el extremo de la cadena de comercialización se encuentran los consumidores particulares que cada vez consumen menos combustibles.

Consultado sobre si la tendencia en alza de los combustibles y la reducción del consumo entre los propietarios de vehículos podrían poner en riesgo la actividad de las estaciones de servicio y por ende las fuentes de trabajos de los estacioneros, Santillán comentó, “todos sabemos que las estaciones y sus trabajadores vienen de una situación difícil en los últimos años y creo que en el último año hubo una relativa normalización, pero siempre está el riesgo en torno a la actividad”. En igual sentido dijo hasta el momento resulta inexplicable la tendencia en alza de los combustibles en el país con relación a las variaciones del precio del crudo a nivel internacional que en diferentes oportunidades estuvo en baja.

“Los costos laborales son cada vez más altos, y también hay que considerar que las personas que usan el vehículo para el trabajo son los más afectados porque los salarios son los mismos y los gastos son cada vez más altos”, mencionó, para luego remarcar que los precios de los  combustibles constituyen un “termómetro” para el desarrollo de  diferentes actividades productivas y comerciales.

Reconoció además que a pesar del contexto adverso, los propietarios de estaciones de servicio asumen el desafío de sostener la actividad a pesar de que el margen de ganancias se torna cada vez más estrecho.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 1013 invitados conectado