“EL JUSTICIALISMO ESTÁ EN UNA SITUACIÓN CASI TERMINAL”, RECONOCIÓ LUIS CABANA

E-mail Imprimir PDF

El diputado provincial del bloque justicialista, Luís Cabana, afirmó que tras la derrota electoral de octubre el partido justicialista  se encuentra en una situación “casi terminal”, por lo que cargó responsabilidades sobre los responsables de la intervención del PJ  que, según remarcó, definieron estrategias que profundizaron la crisis partidaria. Al mismo tiempo abogó por unas elecciones internas abiertas a todos los sectores justicialistas de manera de evitar que el futuro del partido quede en manos de un reducido grupo de dirigentes.

Tras la estruendosa derrota electoral del pasado 22 de octubre, fueron pocos los dirigentes justicialistas que expusieron públicamente una opinión respecto de lo acontecido y menos aún la autocrítica que reclaman las bases de afiliados. En ese contexto, y transcurrida más de una semana de la contienda electoral, Cabana sostuvo que la situación del partido es “muy difícil”.

“El justicialismo está en una situación muy difícil, yo diría casi terminal en el sentido de su crisis interna, y estas elecciones permitieron avizorar que no había ninguna unidad por parte de aquellas líneas internas que participaron de las PASO”, expuso el legislador de origen sindical. Asimismo apuntó que lo negativo de los  resultados dejó en evidencia el fracaso de la intervención que promovió un grupo de dirigentes.

Respecto de esto último sostuvo que dicho fracaso obedeció a errores estratégicos de campaña, particularmente por la decisión de no llevar listas colectoras. “No se definió llevar listas colectoras como si lo hizo el oficialismo lo que le  permitió tener no solo los números necesarios para imponerse en todo el territorio sino también para Legislatura, e incluso se ha perdido en casi todas las comunas y en los Concejos Deliberantes salvo excepciones”, describió de manera cruda.

En directa alusión a la estrategia dispuesta por el interventor del partido justicialista, Celso Jaque, reconoció que los resultados dejaron al justicialismo “mucho más marginado de lo que se preveía”.

A partir de este análisis, consideró que las próximas elecciones internas en el PJ, previstas para el mes de noviembre, “serán positivas si se logra militancia y participación, de manera que no se reduzca todo a una mesa chica o a un acuerdo para darle legitimidad a quienes hoy no la tienen, por lo que es necesario que sea el voto de los afiliados el que defina quienes serán sus conductores”.

Consultado sobre cómo avizora la futura conformación de la Legislatura provincial dijo, “será más de lo mismo con una mayor concentración de poder por parte del oficialismo con los votos que ha obtenido en virtud de una excelente elección que han tenido a nivel provincial”.

Al aludir a la incorporación de cuatro legisladores de la izquierda, consideró que ello no tendría mayor repercusión al momento de la votación de las leyes que traten en el recinto dado que no suman los números necesarios para confrontar a la mayoría oficialista. “Más allá de las declamaciones no van a tener un objeto claro y concreto porque tanto el justicialismo como la fuerza de izquierda no tendrán los números para oponer resistencia o como mínimo negociar con el poder oficial sobre aspectos y leyes que se pretendan aprobar salvo que el oficialismo se avenga a tratar iniciativas que sean positivas para la población”, expuso.

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 438 invitados conectado