EL FRENTE ESTATAL RATIFICÓ LAS CRITICAS HACIA LAS POLÍTICAS DEL GOBIERNO PROVINCIAL

E-mail Imprimir PDF

A través de una modesta concurrencia de trabajadores de la administración pública, el Frente Amplio Gremial cumplió ayer una jornada de paro y movilización hacia Casa de gobierno para expresar su rechazo a las políticas del gobierno de Jujuy, y para demandar la reanudación de las negociaciones salariales a través de las cuales lograr una mejora en la recomposición de salarios. Los dirigentes anticiparon que el plan de lucha de los estatales continuará el próximo 16 de agosto con una nueva jornada de protestas.

La medida de fuerza del jueves fue resultado de lo acordado entre una mayoría de sindicatos que conforman el Frente Amplio Gremial durante un plenario provincial de trabajadores. En dicho ámbito, los dirigentes ratificaron sus cuestionamientos hacia el gobierno de la provincia que dispuso no solo una recomposición del 6 por ciento, sino también la suspensión de las mesas paritarias. Con esta referencia varios de los gremios salieron a las calles para exponer las situaciones acuciantes de los trabajadores estatales. Sin embargo, la convocatoria no logró la adhesión masiva que habían previsto los dirigentes.

Ello obedeció a la ausencia de varios de los gremios que conforman el Frente Amplio Gremial, que no adhirieron ni al paro ni a la movilización. A partir de la resolución de los gremios después de la medida de fuerza de ayer, se espera una nueva jornada de lucha el próximo 16 de agosto.

Durante la concentración de trabajadores frente a Casa de gobierno los dirigentes expusieron las diferentes problemáticas que afectan a la clase obrera. En ese sentido ratificaron el rechazo a la ley de paritarias por inconstitucional, y a la vez requirieron  “su inmediata derogación y reemplazo por una ley acorde a los tratados internacionales y la constitución”. Los dirigentes repudiaron el “cierre unilateral del dialogo y la imposición” de una recomposición muy inferior a lo demandado por los trabajadores y que se encuentra debajo de los porcentajes de  inflación.

Los sindicalistas también reflotaron varios de los planteos históricos de los estatales, como el  requerimiento de información pública sobre los salarios de los funcionarios y personal incorporado durante la presente gestión. En igual sentido requirieron la inmediata reincorporacion de los despedidos de la DIPEC, el pago de haberes adeudados a docentes especiales y cargos que no cobran desde marzo 2017. Por otro lado, expresaron su solidaridad con los trabajadores del sector privado que afrontan diferentes conflictos tanto en capital como en el interior de la provincia.

Consultados sobre los pedidos del presente año, los gremialistas reiteraron que se espera una  “recomposición salarial en blanco y acorde a la inflación proyectada y que contemple la pérdida del poder adquisitivo sufrida en el 2016;  un piso salarial de acuerdo al costo de la canasta básica total; la  universalización de las asignaciones familiares, sin tramos; el blanqueo de adicionales y devolución de descuentos ilegales sobre grises.

Finalmente recordaron que conforme a lo resuelto por el plenario de trabajadores se prevé una segunda jornada de lucha para el 16 de agosto cuando también se concretaría una movilización y otras acciones que serán definidas por la mesa de dirigentes que fue facultada por la asamblea.

 

 

Su opinión nos interesa

Cómo califica la medida adoptada por el Gobierno por el cierre de los locales bailables, afters, pubs a las 4 AM en toda la provincia?
 
Qué es lo que más nos preocupa a los argentinos?
 

Usuarios Online

Tenemos 694 invitados conectado